Saltar al contenido
Euribor

Futuro y previsiones del Euribor

Futuro y previsiones del Euribor

La importancia del Euribor cada vez es mayor. Se viene consolidando mucho más, como la tasa de interés de referencia, para los préstamos a corto plazo en euros, dentro del mercado monetario europeo. Es comparable sólo, con el robusto Libor, que es el que se emplea, para definir la tasa de referencia interbancaria, en lo que se refiere a préstamos en dólares o libras esterlinas, entre los mercados monetarios de Londres y Estados Unidos. El Euribor se usa ampliamente, como base para diversos productos financieros, entre ellos, los denominados swaps. Estos son un tipo de permutas financieras que, mediante el contrato de dos partes, quedan comprometidas con el intercambio de cantidades de dinero a futuro. Esto crea una cadena de efectos. El Euribor, por ser el valor medio del interés interbancario de Europa, influye en las decisiones que proclame el Banco Central Europeo, las cuales generan un impacto directamente proporcional, sobre el desarrollo de la economía de la Unión Europea. Lo anterior, a su vez, tiene su efecto en la política de precios del dinero de los bancos y, por consiguiente, en el Euribor. Así ocurre una secuencia cíclica, que influye en los altibajos del mencionado índice de referencia. Es por eso que, el Euribor, no es ajeno a ser impactado por cualquier situación, que forje una incertidumbre sobre la economía europea. Por lo que, para paliar las amenazas, el Banco Central Europeo permanentemente activa, diversas políticas que estimulan el consumo, los créditos y la inversión. Lo que sí es bastante difícil, es lograr predecir, si este índice de referencia subirá o bajará en un tiempo determinado. Sus altibajos, dependen de 2 grandes causas, una macroeconómica, relacionado directamente con factores de la economía y otra vinculada a factores del mercado. Hay muchos factores macroeconómicos, que pueden incidir de forma significativa, sobre el precio e interés del dinero. Entre ellos, la evolución de las principales Bolsas, el precio del petróleo y la evolución de otras divisas, como el dólar. Todo ello dificulta, predecir la tendencia del Euribor. Pero también hay otro aspecto a considerar. Se viene anticipando el problema que significa, que se haga el cálculo del Euribor con datos estimados. Esto porque lo convierte en un índice subjetivo, para la toma de decisiones. La solución propuesta, es plantear un nuevo método de cálculo matemático. En el futuro inmediato, el Instituto Europeo de los Mercados Monetarios, prevé actualizar el procedimiento para calcular el Euribor, mediante una reformulación. La creación de este nuevo método, se traduce en la modernización del índice, el cual pasará a denominarse Euribor plus. Este nuevo método de cálculo del Euribor, se fundamenta en una fórmula híbrida, que empleará tanto datos reales como estimados. De esta manera, la eurozona contará con un valor de mayor confianza, menor volatilidad y garantía de ser poco manipulable. Otro cambio en la metodología de cálculo previsto, es la ampliación del número de entidades bancarias que reportarán sus transacciones. Con este componente, se pretende controlar la volatilidad del índice y garantizar un mayor ajuste a la realidad. De esta manera, se reitera que el Euribor plus, será más fiable, porque amplía el universo de entidades que contribuirán a su determinación, además de la mejora matemática que se le ha incorporado a su fórmula. La diferencia fundamental con el Euribor actual, radica en que la información que declararán los bancos sobre sus operaciones, reflejarán intereses reales. Esto disminuirá el sesgo estadístico de las declaraciones actuales, las cuales se manejan en base a estimaciones o supuestos no demostrados.