Saltar al contenido
Euribor

¿Para qué sirve el Euribor?

Utilidad e importancia del Euribor

La utilidad del Euribor es la razón de su creación. Se requería la existencia de una herramienta, con la cual se pudiera controlar y calcular, con qué intereses se devolverían los préstamos interbancarios. Además, se debía cubrir la cantidad resguardada como Prima de Riesgo.

Con la definición de esa herramienta, en el préstamo de dinero entre entidades bancarias, se garantizaba que permanentemente existiera, una reconocida solvencia del sistema interbancario.

El Euribor también se utiliza principalmente, para referenciar la tasa de interés, para los diversos productos financieros que se divisan a futuro.

Estos productos suelen ser de muy alta complejidad, para las personas que no tienen mayores conocimientos en finanzas.

Pero, lo que sí está al alcance del entendimiento de la mayoría de las personas, es que este tipo de referencia, es el que más se utiliza cuando se otorgan hipotecas de tipo variable.

En España, por ejemplo, más del 85% de las hipotecas, se revisan con el índice Euribor de 12 meses.

Tengamos presente que, los fondos provenientes de préstamos interbancarios, se emplean para otorgar préstamos hipotecarios a terceras personas.

Asimismo, se emplea el dinero depositado como ahorros en las entidades bancarias. Lo que un cliente ahorra, el banco se lo presta a otra.

En ambos casos, las tasas de Euribor cobran importancia, porque son la base para determinar, la tasa de interés o el precio de cualquier tipo de productos financieros

Esto incluye las hipotecas, las cuentas de ahorro y los swaps. En ninguno de ellos, los bancos se arriesgan a perder rentabilidad.

Al final de cuentas, los deudores hipotecarios, son los que terminan pagando los intereses que un banco le paga a otro.

Esa es la forma de como un banco, se asegura de que tendrá solvencia para cubrir, los gastos originados por los préstamos interbancarios. Y lo hace, en base al Euribor.